5/3/11

Dijous Gras, por La Marca Amarilla


DIJOUS GRAS

La mamá de Gonzalo pasaba muchas horas fuera de casa debido a su trabajo. Para compensarlo, cada mañana dejaba escrito poemas, adivinanzas, pequeños cuentos ilustrados, o alguna triquiñuela que después, al anochecer, comentaban entre risas…
Aquel “Dijous gras”, después de sonar el despertador, Gonzalo se levantó, aseó y vistió. Se dirigió entonces a la cocina para desayunar y coger el almuerzo, ese día tocaba bocata de “butifarra d’ou”, pero… ¡Mamá había colgado de una cuerda la butifarra y el pan!
Como si fuera un tendedero de ropa, también había colgado el hueso de Trufa, su perrita, la zanahoria de Bunny, su conejo, y el queso de Tuille, su cobaya… Todos se miraban sorprendidos ante la nueva “ocurrencia” de mamá cuando se percataron de que también había dejado una nota que decía:
“A veces, conseguir lo que queremos cuesta más de lo que imaginamos”.


La Marca Amarilla

3 comentaris:

  1. Absolutamente genial! Te estoy aplaudiendo y todo!

    ResponElimina
  2. Muy divertida la mama! yo también quiero una así!

    ResponElimina